Skip to content
gusto rey sentidos

GASTRONOMIA

El gusto, el rey de los sentidos



Cuando nuestro cerebro sabe que estamos por degustar un platillo o una paleta Magnum, el sentido del gusto comienza a dispararse como fuegos artificiales. Todos hemos sentido esa anticipación que recorre nuestro cuerpo cuando estamos por saciar un gustito.

El sentido del gusto tiene un mejor amigo que es el olfato, gracias a su trabajo en equipo podemos percibir cinco sabores básicos, los cuales reconocemos con distintas partes de nuestra lengua. 

●       Agrio. Se percibe en los laterales de la lengua.

●       Ácido. Se percibe en la parte posterior de la lengua.

●       Dulce. Se percibe en la punta de la lengua.

●       Salado. Se percibe en la punta de la lengua.

●       Amargo. Se percibe en la parte posterior de la lengua.

Al final, se requerirá el concurso de todos los sentidos para culminar la experiencia, ya que cuando estamos por degustar, es el ojo quien nos da un adelanto de lo que estamos por saborear, observando su textura, posteriormente nuestra nariz confirma que estamos por probar algo delicioso, incluso los sonidos tienen su rol cuando masticamos los alimentos, en muchos casos, los sonidos crujientes son más apreciados por nosotros, ya que por su cercanía con la mandíbula, todo se incorpora para una experiencia global sensorial.

Todos tenemos en el sentido del gusto un baúl de recuerdos que nos regresan a momentos inolvidables, ya sea una cita romántica, una comida familiar o la visita a un restaurante que disfrutamos mucho.

Las paletas Magnum son una celebración de los sentidos, aunque principalmente buscan recompensar el sentido del gusto, es al sentir las texturas, aromas y tacto, y ver la sensualidad de las formas e ingredientes que quedamos enamorados de ellas y todas sus presentaciones.

Hay una Magnum para cada gusto personal, descubre cuál es la tuya y déjate consentir por el rey de los sentidos, el gusto. 

Magnum. Fiel al placer.